facebook pixel
Ateroesclerosis en personas mayores

Ateroesclerosis en personas mayores

Ateroesclerosis en personas mayores

Vamos a hablar de la aterosclerosis en personas mayores, una enfermedad que puede derivar en diferentes complicaciones y que, por tanto, es importante detectar a tiempo y conocer los mejores cuidados para aquellos que la padecen.

* Tiempo aproximado de lectura 3 minutos

Qué es la ateroesclerosis

La aterosclerosis es una enfermedad que se produce por la reducción de la luz de los vasos sanguíneos, lo cual hace que se reduzca el flujo de sangre hacia los tejidos y órganos, que se verán privados de los nutrientes y del oxígeno que necesitan.

Esto generalmente se va a producir por la acumulación de grasas y colesterol, así como otras sustancias que poco a poco se van amontonando en el interior de las paredes de la arteria, con lo cual se forma una placa que va aumentando su grosor y reduciendo el paso del flujo sanguíneo.

Se trata de una de las enfermedades más comunes en personas mayores que a menudo se confunde con la arterioesclerosis.

Hay que tener en cuenta que la arterioesclerosis se refiere al aumento de grosor y de la rigidez de los vasos sanguíneos, mientras que la ateroesclerosis se basa en la obstrucción del espacio interior de los mismos.

Cabe destacar que la ateroesclerosis es un tipo de arterioesclerosis.

Síntomas de aterosclerosis

Existen algunos síntomas ateroesclerosis importantes que debemos destacar para detectar su presencia.

En este sentido, es importante distinguir los síntomas en función de las arterias que puedan estar afectadas:

  • Ateroesclerosis cerebral: entumecimiento de los brazos y piernas, sensación de debilidad en las extremidades, pérdida de la visión de un ojo, descenso de los músculos de la cara, dificultad para poder hablar normalmente.
  • Ateroesclerosis en el corazón: sensación de opresión en el pecho o dolor de pecho.
  • Ateroesclerosis en extremidades: se observa dolor en las piernas cuando se está caminando.
  • Ateroesclerosis en riñones: aumenta la presión arterial y en los casos más graves se puede llegar a desarrollar insuficiencia renal.
Domer servicios Empresa de ayuda a domicilio en Madrid

Ayuda a Domicilio en Madrid

Personal de Atención y Asistencia Sanitaria Cualificada, y para el Cuidado del Hogar a Domicilio

Nos Ocupamos de todo

Selección de profesionales – Altas y bajas SS – Sustituciones – Trámites legales administrativos – Formalización de contratos de trabajo – Nóminas, liquidaciones y finiquitos – Acompañamiento y asesoramiento en asuntos laborales – Seguimiento periódico del servicio personalizado

Causas aterosclerosis

Para evitar la ateroesclerosis, se deben analizar las razones por las que se produce:

  • Alimentación deficiente por una dieta no saludable.
  • Antecedentes familiares de la presencia de enfermedades del corazón a edades tempranas.
  • Consumo de tabaco.
  • Falta de ejercicio físico.
  • Haber desarrollado diabetes.
  • Inflamación provocada por diferentes enfermedades como pueden ser la artritis, lupus o infecciones.
  • Nivel de triglicéridos en sangre elevado.
  • Niveles de colesterol elevados.
  • Presión arterial alta.
  • Problemas de obesidad.
  • Resistencia frente a la insulina.

Complicaciones de la enfermedad

Si no se lleva a cabo un tratamiento y se cambian los hábitos para fomentar una vida más sana y equilibrada, se pueden producir complicaciones como son:

  • Desarrollo de la enfermedad arterial periférica que desemboca en un aumento de la sensibilidad a las temperaturas, mayor riesgo a la congelación y quemaduras e incluso en los casos más graves se puede llegar a producir gangrena por la muerte del tejido en extremidades. En este caso se desarrolla por la obstrucción de las arterias en las extremidades.
  • Desarrollo de la enfermedad arterial carotídea que puede provocar accidentes isquémicos o cerebrovasculares. Se debe al estrechamiento de las arterias cercanas al cerebro.
  • Desarrollo de la enfermedad arterial coronaria que puede derivar en ataques cardíacos o insuficiencia cardíaca. Ocurre por el estrechamiento de las arterias cercanas al corazón.
  • Desarrollo de la enfermedad renal crónica, que puede afectar a la función renal e impedir la eliminación de los desperdicios. Se puede desarrollar a partir del estrechamiento de las arterias cercanas a los riñones.
  • Desarrollo de un aneurisma que puede ser de diferente consideración y se puede desarrollar en cualquier parte del cuerpo.

Cuidados de personas mayores con ateroesclerosis

Una vez realizado el diagnóstico de ateroesclerosis y detectada la enfermedad, es muy importante proceder a unos cuidados que permitan mejorar la calidad de vida de las personas mayores afectadas, y evitar el avance de la enfermedad:

  • Contratación de un servicio de acompañamiento personas mayores y enfermos.
  • El enfermo deberá dejar de fumar.
  • Es importante que pierda peso.
  • Reducirá el consumo de alcohol.
  • Debe empezar a practicar ejercicio físico y evitar el sedentarismo.
  • Deberá optar por una dieta variada, equilibrada y muy saludable.
  • Realizar revisiones regulares con el objetivo de conocer la evolución de la enfermedad, y si se están consiguiendo mejoras a través de los consejos anteriores.

Cuidado de Enfermos dependientes

Personal especializados para el cuidado de personas con problemas de salud o dependientes

Alimentos para la aterosclerosis

Cambiar la alimentación es uno de los pasos fundamentales para combatir la ateroesclerosis, y para ello se recomienda seguir una dieta mediterránea que sea variada y sobre todo muy nutritiva, baja en grasas perjudiciales y alta en ácidos grasos protectores.

Algunos de los alimentos imprescindibles en la dieta son los cítricos, melón, fresas, kiwi, coliflor, brócoli, tomates, espinacas, pimientos, frutos secos, aguacates, pescado, yema de huevo, aceites vegetales, cereales integrales, semillas de girasol, maíz, nueces, aceite de oliva y otros. 

Últimas Entradas

Artrosis en la tercera edad. Cuidados y recomendaciones

Artrosis en la tercera edad. Cuidados y recomendaciones

Artrosis en la tercera edad. Cuidados y recomendaciones

La artrosis en la tercera edad es un problema bastante generalizado y que pueden mermar mucho la calidad de vida de las personas que la padecen, de manera que es importante conocer los mejores cuidados y recomendaciones que vamos a detallar a continuación, a través de lo cual, podremos asistir y cuidar mejor a nuestros mayores.
* Tiempo aproximado de lectura 3 minutos

Síntomas de la artrosis

Para poder detectar la posible presencia de artrosis en personas mayores, es importante comenzar teniendo en cuenta los síntomas más habituales:

  • Dolor en las articulaciones durante o después de realizar movimientos.
  • Sensación de rigidez en articulaciones después de haber estado un rato inactivo.
  • Aumento de la sensibilidad al presionar las articulaciones.
  • Se reduce de forma considerable la flexibilidad.
  • Sensación de que la articulación produce chasquidos o chirridos.
  • Se forman bultos duros alrededor de las articulaciones afectadas.
  • Observamos inflamación alrededor de la articulación.
Articulaciones mayores con artrosis

Tipos de artrosis

Existen cinco tipos de artrosis en ancianos que son:

  • Artrosis de cadera: el cartílago ubicado en la articulación de la cadera se deteriora, causando dolor por la cara anterior del muslo y la zona de la rodilla. Es el tercer tipo de artrosis degenerativa por su frecuencia y suele presentarse incluso antes de los 50 años.
  • Artrosis cervical: se produce a partir de la lesión o degradación del cartílago de las articulaciones de la columna vertebral. Generalmente se traduce con un ligero dolor de cuello y sensación de rigidez, pero mayoritariamente es asintomática. Se suele dar a partir de los 50 años.
  • Artrosis de rodilla: en este caso, afecta a la articulación entre el fémur y la tibia y el peroné por la degradación del cartílago articular. Se produce rigidez y dolor en la zona, sobre todo después de estar un rato sentado. Es uno de los tipos de artrosis más habituales, y generalmente se desarrolla después de los 50 años, aunque también se pueden dar algunos casos con edades más jóvenes.
  • Artrosis de mano: se produce por el desgaste del cartílago de las articulaciones de la mano. Provocar dolor y rigidez, siendo uno de los tipos de artrosis más frecuentes. Tiene lugar habitualmente entre los 40 y los 50 años.
  • Artrosis lumbar: se desarrolla a partir de la degeneración del cartílago de las articulaciones de la columna en la zona lumbar. Produce dolor y rigidez, aunque en algunos casos es asintomática.

Causas de la artrosis

Para aprender cómo prevenir la artrosis, es importante conocer las causas por las que se produce:

  • El riesgo de artrosis aumenta con la edad.
  • Las mujeres tienen una mayor predisposición a la artrosis.
  • La artrosis es hereditaria.
  • Las personas con sobrepeso tienen más posibilidades de desarrollar artrosis especialmente en las caderas y rodillas.
  • Si se han producido lesiones articulares en el pasado, habrá más posibilidades de que se desarrolle artrosis.
  • Practicar deportes o realizar trabajos que requieran sobreesfuerzos o esfuerzos repetidos en una misma articulación.
  • Hay pacientes que tienen malformaciones y cartílagos defectuosos en las articulaciones, por lo que serán más propensos a la artrosis.
  • Los pacientes con diabetes también tendrán más posibilidades de padecer artrosis.
Domer servicios Empresa de ayuda a domicilio en Madrid

Ayuda a Domicilio en Madrid

Personal de Atención y Asistencia Sanitaria Cualificada, y para el Cuidado del Hogar a Domicilio

Nos Ocupamos de todo

Selección de profesionales – Altas y bajas SS – Sustituciones – Trámites legales administrativos – Formalización de contratos de trabajo – Nóminas, liquidaciones y finiquitos – Acompañamiento y asesoramiento en asuntos laborales – Seguimiento periódico del servicio personalizado

Cómo cuidar a una persona con artrosis

Hay que tener en cuenta que la artrosis es una causa habitual de discapacidad en personas mayores, las cuales se convierten en enfermos dependientes conforme va avanzando la enfermedad.

Como parte del tratamiento para la artrosis, es importante tener en cuenta una serie de cuidados como son:

  • Realización de ejercicios para personas mayores con artrosis, que deberán ser suaves y evitar el dolor.
  • Con 15 minutos de ejercicio al día paseando o montando en bicicleta se consigue una mejora bastante sustancial para cadera y rodilla.
  • Hacer reposo cuando se note dolor.
  • Es importante bajar de peso.
  • Una dieta variada y rica en nutrientes ayudará a mejorar la artrosis. Se recomienda utilizar un colchón duro para dormir.
  • Evitar las escaleras en la medida de lo posible.
  • Si es necesario, utilizar un bastón para caminar.
  • La natación o simplemente sumergirse en agua puede beneficiar mucho la artrosis en el adulto mayor.
  • Invierte en un calzado de calidad que sea firme, elástico y que transpire correctamente.

¿Qué hacer ante un brote de artrosis?

La primera duda que nos planteamos es cuánto dura un brote de artrosis, y en este caso el tiempo puede variar considerablemente en función del paciente, ya que se puede tratar de un brote de tan sólo unos días hasta incluso de varios meses.

De cualquier modo, en el caso de que se produzca es importante que el paciente guarde el máximo reposo posible.

A ser posible hará dicho reposo en un colchón de buena dureza o en una silla con respaldo recto, garantizando así la postura.

En el momento en el que el dolor aumente, se puede aplicar frío en la zona afectada, y en esos instantes es mejor evitar los desplazamientos, y en caso de hacerlos, se utilizará un bastón y un calzado de muy buena calidad.

También es importante transmitir una actitud positiva, de manera que el paciente sepa que poco a poco el dolor irá remitiendo y volverá pronto a la normalidad.

Cuidado de Enfermos dependientes

Personal especializados para el cuidado de personas con problemas de salud o dependientes

Últimas Entradas

Cuidados para personas mayores encamadas

Cuidados para personas mayores encamadas

Cuidados para personas mayores encamadas

Las personas encamadas pueden desarrollar complicaciones que pueden empeorar su estado de salud en un plazo de tiempo muy corto, de manera que es importante extremar los cuidados y tener en cuenta las recomendaciones que hemos preparado a continuación.

* Tiempo aproximado de lectura 4 minutos

Complicaciones de enfermos que pasan mucho tiempo en cama

Una persona encamada o paciente encamado es aquella que se ve obligada por su condición a pasar muchas horas en la cama a lo largo del día.

Esto evidentemente va a dar lugar a diversas complicaciones que se pueden evitar mediante un adecuado cuidado del paciente.

Entre los problemas más habituales que se desarrollan en un anciano encamado destacan:

  • Problemas cardiovasculares: la circulación sanguínea se verá más afectada, ralentizando su curso, lo cual reduce el reparto de nutrientes y oxígeno, la vez que también favorece la aparición de enfermedades como tromboflebitis, tromboembolismos, trombosis venosa profunda, hipotensión ortostática e incluso cambios en la frecuencia cardíaca.
  • Problemas de piel: aparecerán escaras y eccemas si no se realiza un cambio de posición regular y se lleva a cabo una higiene adecuada.
  • Problemas del sistema nervioso: se desarrolla el deterioro cognitivo, dando lugar a una pérdida de la atención e incluso a la aparición de depresiones.
  • Problemas digestivos: perderá el apetito, favoreciendo la desnutrición. Es habitual que se desarrolle estreñimiento y reflujo gástrico.
  • Problemas musculoesqueléticos: el paciente ira perdiendo la masa muscular y su cuerpo se irá atrofiando. Es habitual que aparezca la rigidez en las articulaciones, problemas musculares y contracturas, que darán lugar a dolores. También se reduce la masa ósea y existen más posibilidades de que se desarrolle osteoporosis.
  • Problemas respiratorios: se reduce la ventilación pulmonar y las secreciones se van acumulando, lo que favorece la aparición de infecciones y enfermedades como la neumonía o el tromboembolismo pulmonar.
  • Problemas urogenitales: si existen problemas de incontinencia urinaria, se pueden desarrollar cálculos renales, eritemas e infecciones.

Recomendaciones para los pacientes encamados

Tal y como se puede observar, un adulto mayor encamado puede presentar un deterioro tanto físico como psicológico, por lo que es muy importante establecer unas medidas que ayuden a mejorar el cuidado de enfermos y personas dependientes:

Cuidado de Enfermos dependientes

Personal especializados para el cuidado de personas con problemas de salud o dependientes

  • Es importante transmitir positividad y ánimo a la persona.
  • Se debe intentar demostrar que sigue valiendo, es útil y en su entorno hay gente que lo necesita.
  • La higiene del paciente encamado se debe extremar, incluyendo tanto el cuerpo como la higiene bucal.
  • La habitación se deberá limpiar y ventilar todos los días.
  • Deberá contar en todo momento con un sistema que le permita comunicarse con el familiar que se esté haciendo cargo o con un cuidador del cual reciba la asistencia.
  • Su dieta debe ser variada y completa, adaptándose a sus necesidades nutricionales y también a sus gustos. Mejor si se opta por alimentos fáciles de masticar y que resulten apetecibles.
  • Dependiendo de las condiciones físicas del paciente, se deberá realizar el cambio de postura con mayor o menor frecuencia.
  • Es importante realizar una comprobación regular de las zonas de apoyo, para determinar si aparecen rojeces y de esta forma prevenir el desarrollo de problemas de piel.

Precauciones

Además del aseo del paciente encamado y de los cuidados y atención habituales, es importante considerar también si existen riesgos particulares de algún tipo en relación con su estado, siendo los más habituales los siguientes:

  • Problemas de deglución: muy especialmente cuando el paciente ya lleva mucho tiempo encamado, es posible que se empiecen a presentar problemas a la hora de ingerir los alimentos. En estos casos es recomendable recurrir a espesantes o gelatinas, y sobre todo optar por alimentos fáciles de masticar y tragar.
  • Problemas de piel: con el paso de los meses, los problemas de piel se acentúan, con la aparición de grietas y zonas enrojecidas muy especialmente en las zonas de apoyo. Por eso hay que observar muy bien las zonas más sensibles y que permanecen presionadas con más frecuencia, además de que es importante mover al anciano en cama con regularidad. En estos casos es muy recomendable la utilización de camas articuladas para personas dependientes, ya que permiten modificar la posición, cambiar los puntos de presión y mejorar el flujo sanguíneo.
  • Traspaso de la cama a la silla: es importante que, siempre y cuando sea posible, el paciente combine su estancia en la cama y fuera de ella, ya sea en una silla de ruedas o cualquier otro tipo de asiento. Durante el paso de un mueble a otro, es necesario garantizar la seguridad. En estos casos se recomiendan las camas articuladas, así como un cuidador que tenga fuerza y conozca bien cómo coger y mover al paciente siempre con la máxima seguridad, evitando así cualquier tipo de accidente o posición que pueda ser molesta o perjudicial para el anciano.
  • Accidentes e imprevistos: también es muy importante que el cuidador tenga conocimientos sobre el cuidado de este tipo de pacientes, use calzado antideslizante y sepa en todo momento cómo proceder para garantizar la seguridad en todo momento.
Domer servicios Empresa de ayuda a domicilio en Madrid

Ayuda a Domicilio en Madrid

Personal de Atención y Asistencia Sanitaria Cualificada, y para el Cuidado del Hogar a Domicilio

Nos Ocupamos de todo

Selección de profesionales – Altas y bajas SS – Sustituciones – Trámites legales administrativos – Formalización de contratos de trabajo – Nóminas, liquidaciones y finiquitos – Acompañamiento y asesoramiento en asuntos laborales – Seguimiento periódico del servicio personalizado

Últimas Entradas

Abrir chat